Hotel María Cristina (San Sebastián)

Muy pocos hoteles en el mundo pueden rivalizar con la historia y el carisma del María Cristina. Desde su inauguración, en 1912, esta gran dama ha acogido a las personalidades más influyentes del siglo XX. Entre ellas: realeza y aristocracia, así como los más importantes referentes de la cultura y el cine; desde Lana Turner hasta el Emperador de Japón.

Habitaciones y suites

Las 108 habitaciones y 28 suites del hotel son elegantes y espaciosas, en consonancia con la grandiosidad del edificio. Una sutil paleta de gris y blanco, con detalles en púrpura, taupe y verde convierten estos privilegiados espacios en auténticos paraísos de calma y lujo. Muchos tienen espectaculares vistas del río y el océano. Un gusto exquisito, amenities de primera categoría, tecnología de vanguardia y una amplia variedad de servicios convierten la estancia en el María Cristina en una experiencia realmente inolvidable. Se puede elegir entre diferentes categorías: Classic, Deluxe o Premium con vista al jardín o al río. También es posible reservar alguna de las fabulosas suites del hotel, incluidas las Royal Suites, con sus impresionantes vistas, o la legendaria suite Bette Davis. (Sí, en efecto, ésta era la habitación favorita de la gran diva de Hollywood).

ROYAL SUITE TERRACE

Contemplando con orgullo la ciudad desde su majestuosa ubicación en lo más alto del hotel, esta Suite Real hace honor a su regio título en todo momento. Sus dos terrazas hermosamente amuebladas, brindan vistas incomparables del río Urumea y su encuentro con el Mar Cantábrico. Junto a ese mágico lugar destaca el ya icónico edificio Kursaal, una de las obras más aplaudidas del célebre arquitecto Rafael Moneo.

¿Buscas un auténtico recuerdo? Nuestra tienda de delicatessen es el lugar adecuado para encontrar los mejores regalos gourmet

El mejor desayuno de la ciudad

Fiel a su reputación como centro gastronómico, el hotel María Cristina prepara un desayuno único. El ritual comienza eligiendo la mesa favorita y saboreando un delicioso zumo natural de naranjas españolas, en su espectacular salón de techos altos, bañado por la luz de la mañana. Acto seguido se despliega ante los comensales un banquete de fruta fresca, quesos locales y charcutería, carnes ahumadas y pescado. Se incluyen, también, platos de todo el mundo y opciones vegetarianas y sin gluten. Cada mañana se hornean los panes y pasteles en las cocinas del hotel y se sirven recién hechos. Sin duda, se trata de un desayuno que se recuerda durante todo el día.

Cooking Scholl

Ubicada dentro del hotel en un lugar de impresionante diseño, la escuela de cocina está formada por el equipo de experiencias gastronómicas Mimo. La amplia gama de cursos de la escuela abarca todos los aspectos de la cocina española, desde la paella perfecta hasta los Pintxos, los clásicos vascos atemporales. Los huéspedes contarán siempre con los consejos “estrella Michelin” de los talentosos jóvenes chefs de la escuela. Las clases terminan con un almuerzo en grupo en el que se degustan los platos cocinados durante la sesión. Los vinos que mejor combinen con los platos son elegidos por los sommeliers de Mimo. Todo sucede en un ambiente divertido y amigable.

También podría gustarte Más del autor