Sumérgete en las profundidades del mar

España, por su situación privilegiada en el extremo sur de Europa, es un país rodeado de agua que dan al Cantábrico, al Atlántico y al Mediterráneo. Es un paraíso para el submarinismo, con 3.000 kilómetros de costa en total que ofrecen profundidades y paisajes espectaculares.

El Hierro (Gran Canaria). Aquí encontrarás algunas de las principales zonas de buceo en España, como la zona de buceo de El Bajón o la zona de buceo de La Restinga de El Hierro, entre otras. Todas ellas te sorprenderán con sus increíbles paisajes submarinos llenos de vida, de gran riqueza y de un gran valor ecológico. El fondo marino de la isla es un auténtico paraíso para cualquier amante del submarinismo.

Cabo de Palos (Murcia). La reserva marina de Cabo de Palos es una de las áreas de mayor diversidad subacuática de Europa, por sus algas, corales, inmensa variedad de peces e, incluso, cetáceos en tránsito hacia el Atlántico le han valido el título de mejor destino de buceo del continente. Uno de los barcos más famosos bajo el mar de esta reserva es El Sirio, que se hundió en 1906 y fue el mayor naufragio civil en aguas españolas.

Islas Medas (Girona). Los grandes meros que viven en aguas de las Medes son uno de los muchos atractivos que tiene este pequeño archipiélago. Hacer inmersión acompañado por meros de más de treinta kilos, de grandes bancos de peces y visitar con total seguridad los túneles submarinos de la cueva de la Vaca, el túnel del Dofí o el pecio del Reggio no deja indiferente a nadie.

Cabo de Gata (Almería). Meros, congrios, abadejos, peces luna, estrellas de mar, esponjas, anémonas y otras especies disfrutan de su hábitat natural a 20 metros de profundidad. Los curiosos pueden sumergirse en Cerro Negro, una zona de roca de 17 metros bajo el agua en donde se practica el buceo. Otro buen lugar para sumergirse es Piedra Las Negras, un paraje que se encuentra muy cerca de allí y está a 32 metros de profundidad.

También podría gustarte Más del autor