Mercedes-Benz EQC. Inteligencia eléctrica

El Mercedes-Benz EQC es mucho más que un vehículo con propulsión eléctrica. Este modelo hace gala de las propiedades que han definido siempre la imagen de la marca con la estrella, como calidad, seguridad y confort. El diseño avanzado, el singular confort de conducción y una idoneidad absoluta para la conducción a diario subrayan que el EQC es el Mercedes entre los vehículos eléctricos. Esto puede apreciarse asimismo en su gama de servicios específicos, que van desde la navegación optimizada hasta la gestión de la carga. Todos estos aspectos se engloban en el concepto “Inteligencia eléctrica”, la base para una oferta de movilidad que va mucho más allá de la compra del vehículo

El Mercedes EQC es un SUV completamente eléctrico, fabricado por Mercedes-Benz. Se trata del primer vehículo de la nueva sub-marca de productos EQ. Cuenta con dos motores eléctricos, 408 caballos y una gran batería de iones de litio que le proporciona una autonomía teórica de 450 kilómetros. 

Sus rivales son otros SUV completamente eléctricos, como el Tesla Model X, el Jaguar I-PACE y el Audi e-tron.

DISEÑO EXTERIOR DEL MERCEDES EQC

El Mercedes EQC se caracteriza por estrenar un nuevo lenguaje de diseño de la sub-marca EQ de Mercedes, con rasgos propios, que incluyen una parrilla de grandes dimensiones y una firma lumínica que recorre todo el ancho del vehículo, tanto delante como detrás, de forma que se percibe la luz de posición como una banda luminosa horizontal, que recorre de lado a lado el vehículo. Mercedes ha introducido también una superficie en el frontal denominada “Black Panel” que envuelve los faros y la parrilla delantera.

De perfil, el descenso del techo en la zaga, le aporta una línea coupé a este SUV. El Mercedes EQC calza llantas de aleación ligera de diseño aerodinámico mejorado. Se trata de llantas con acabado bicolor de 19 a 21 pulgadas.

Entre su tecnología destaca el “asistente ECO” del Mercedes EQC que da indicaciones sobre el momento adecuado para levantar el pie del acelerador por acercarse a una nueva limitación de velocidad, algo que obtiene utilizando los datos del sistema de navegación y la información proporcionada por el sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

También existe un sistema de preclimatización del habitáculo, para activar la climatización a distancia, a través de una aplicación móvil.

      ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

  • Emisiones de CO2: 0 g/km
  • Autonomía: 374-416 Km
  • Propulsión: 2 motores asíncronos, tracción  integral
  • Potencia: 300 kW (408 CV)
  • Par motor máximo: 760 Nm
  • Velocidad máxima: 180 km/h (limitada)
  • Aceleración 0-100 km/h: 5,1 s

 

DISEÑO INTERIOR DEL MERCEDES EQC

En el interior del Mercedes EQC, la línea de diseño es similar a la que inauguró el Mercedes Clase A, incluido el sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que cuenta de serie con 2 pantallas de 10,25 pulgadas.

Un aspecto limpio y minimalista, con líneas sencillas y fluidas para crear un habitáculo con aspecto tecnológico. Mercedes también ha incluido una iluminación de ambiente de fibra óptica en el puesto de conducción y los difusores de ventilación.

MOTOR ELÉCTRICO Y PRESTACIONES DEL MERCEDES EQC

El Mercedes EQC emplea dos motores eléctricos -uno en el eje delantero y otro en el trasero-, lo que le convierte en un SUV con tracción integral. Según Mercedes “el motor eléctrico del eje delantero está optimizado para alcanzar una máxima eficiencia en la gama de carga baja o media, mientras que el motor trasero determina el dinamismo de la conducción”. El sistema también permite que, para lograr una mayor eficiencia, al conducir con carga baja se utilice solamente el motor eléctrico del eje delantero.

Ambos propulsores eléctricos desarrollan conjuntamente una potencia aproximada de 300 kW (408 CV), y el par máximo conjunto asciende a 765 Nm. Consigue acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 5,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 180 kilómetros por hora. Su consumo en ciclo mixto es de 22,2 kWh/100 km.

El Mercedes EQC cuenta con una batería de iones de litio, con una capacidad energética útil de unos 80 kWh, que pesa 650 kilogramos. Cuenta con una autonomía de entre 374 y 416 kilómetros en función del equipamiento que sea instalado. La carga que puede realizarse incluso a 110 kW, siendo capaz de pasar del 10% al 80% de carga en tan sólo 40 minutos; mientras que la recarga convencional necesita de 11 horas para la carga completa.

 

También podría gustarte Más del autor