Ruta Norte en el Camino de Santiago

El mar Cantábrico y la naturaleza del norte de España son protagonistas del Camino del Norte, que llega hasta Santiago de Compostela atravesando las regiones de País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia. Esta ruta se popularizó hace siglos y, tras haber perdido importancia, ha resurgido en las últimas décadas gracias a la belleza de los paisajes que se recorren, siempre con el mar como compañero próximo de peregrinación. De hecho, muchos lo conocen como el Camino de la Costa.

PAÍS VASCO

Distancia aproximada: alrededor de 175 kilómetros. Etapas recomendadas: 8 ó 9. Irún es el punto de inicio del Camino del Norte en España, que discurre en el País Vasco hasta comenzar la novena etapa en Portugalete (Bizkaia) en dirección a Cantabria. Es quizá el tramo más interior de esta ruta del Camino de Santiago y, pese a ello, alberga vistas al mar tan bonitas como la playa de Zarautz o puertos como los de Getaria y Zumaia. Las grandes ciudades de este tramo son Donostia-San Sebastián y Bilbao y vale la pena detenerse en ellas por maravillas como la playa de La Concha, en la primera, o el Museo Guggenheim, en la segunda. Además, te encantará el ambiente más rural de pequeños pueblos como Gernika-Lumo o Markina-Xemein.El trayecto que atraviesa el interior de Bizkaia es de los más abruptos y exigentes de la ruta, con recorridos montañosos que te llevarán por hermosos bosques llenos de tranquilidad.

Te va a gustar: El aroma a tradición de un camino que se abre paso en la naturaleza, atraviesa explotaciones ganaderas y te lleva hasta caseríos solitarios. Las vistas de pueblos marineros como Hondarribia o Zarautz desde las montañas que se asoman al Cantábrico. Las calles llenas de vida y las comidas a base de pintxos en Bilbao y Donostia-San Sebastián. Descubrir en Itziar una de las tallas religiosas más veneradas en la zona, su virgen negra. Visitas Patrimonio Mundial: son dos en este tramo del Camino del Norte. De un lado, la cueva prehistórica de Ekain, que forma parte de la declaración del Arte Rupestre de la Cornisa Cantábrica. De otro, el Puente Colgante de Vizcaya (Getxo). Principales paradas del Camino del Norte en el País Vasco: Irún – Donostia-San Sebastián – Zarautz – Deba – Gernika-Lumo – Lezama – Bilbao – Portugalete.

CANTABRIA

Distancia aproximada: alrededor de 170 kilómetros. Etapas recomendadas: 7 u 8. En Cantabria, el Camino del Norte avanza pegado al mar Cantábrico. El recorrido incluye históricas villas marineras como Castro Urdiales, Laredo, Santander y San Vicente de la Barquera y llega hasta los destinos monumentales de Santillana del Mar y Comillas. El trazado es principalmente suave y abundan los tramos por carreteras y pistas. En general, todas las villas son perfectas para momentos de pausa frente al mar y, si es posible, saboreando su gastronomía marinera. Descubre productos icónicos como la anchoa de Santoña y la nécora de Noja.

Te va a gustar: El ambiente marinero de puertos pesqueros repletos de actividad donde saborear la cocina del mar más tradicional. Las casonas con balconadas de madera y calles empedradas de destinos como Castro Urdiales o Laredo, que reflejan su origen medieval. Descubrir la inspiración de Gaudí al visitar El Capricho en la modernista Comillas. Los paseos por la señorial bahía de Santander con opciones tan variadas como la tranquilidad de su playa, la visita al moderno Centro Botín o el hábitat de pingüinos en el parque marino de La Magdalena. Visitas Patrimonio Mundial: sobre todo, la cueva de Altamira, en Santillana del Mar. Para garantizar su conservación, el acceso a la misma está restringido pero la puedes descubrir en la Neocueva del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, una recreación minuciosa de la original. Además, en Cantabria puedes visitar otras seis cuevas que forman parte de la declaración Patrimonio Mundial del Arte Rupestre de la Cornisa Cantábrica. Son las cuevas de Chufín, El Castillo de Puente Viesgo, Las Monedas, Hornos de la Peña, El Pendo y Covalanas. Principales paradas del Camino del Norte en Cantabria: Castro Urdiales – Laredo – Santoña – Noja – Santander – Santillana del Mar – Comillas.

ASTURIAS

Distancia aproximada: alrededor de 280 kilómetros. Etapas recomendadas: entre 9 y 11. El Camino del Norte prosigue en Asturias entre caminos rurales y montañosos, casi siempre próximos al mar. Desde Llanes y sus impresionantes playas como las de San Antolín o la de Gulpiyuri (de interior y sin salida directa al mar), hasta el Cabo de Busto, en Luarca. Un trayecto con naturaleza desbordante, coquetas villas marineras y dos ciudades con mucho que ver como Avilés y Gijón. El tramo final desvela otras dos villas marineras muy especiales: Cudillero y Luarca.

Te va a gustar: Descubrir el arte románico asturiano y las construcciones indianas populares en Asturias. Buenos ejemplos de lo primero son las iglesias de San Antolín de Bedón (en Llanes), de Santa María de la Oliva (en Villaviciosa) o de San Juan (en Mandi). Muestras de la arquitectura indiana verás en Llanes, Colombres o Pendueles, entre otros. La conexión permanente con la naturaleza que caracteriza a Asturias. Lo comprobarás en el camino, atravesando valles verdes, pero también en las ciudades con lugares como el paseo de San Pedro en Llanes o el cerro de Santa Catalina en Gijón. Las pausas para comer en las que compartir un rato en torno a una botella de sidra y saborear platos contundentes de cuchara como la fabada, populares y nutritivos como el cachopo o la multitud de postres como los frixuelos o el arroz con leche. Sorprenderte en Avilés con el vanguardista Centro Niemeyer. Visitas Patrimonio Mundial: tres de las cuevas prehistóricas visitables de la declaración Patrimonio Mundial del Arte Rupestre de la Cornisa Cantábrica se encuentran en el recorrido del Camino del Norte en Asturias, o muy cerca. Principales paradas del Camino del Norte en Asturias: Llanes – Ribadesella – Colunga – Gijón – Avilés – Cudillero – Luarca. 

GALICIA

Distancia aproximada: alrededor de 220 kilómetros. Etapas recomendadas: entre 8 y 10. La ruta por Galicia comienza en Ribadeo y recorre el norte de la región hasta alcanzar Santiago de Compostela tras atravesar hermosos espacios naturales como las reservas de la biosfera de Terras do Miño y del río Eo, Osco y Terras de Burón. Una naturaleza salpicada de pequeñas poblaciones en las que abundan las iglesias y los pazos (casas solariegas de campo). Destaca la ciudad monumental de Mondoñedo, una de las antiguas capitales de Galicia, pero también encontrarás visitas interesantes en Sobrado dos Monxes, Ribadeo o Arzúa. La meta del Camino, Santiago de Compostela, es la mejor recompensa. Reserva por lo menos un día para disfrutar del logro de completar la peregrinación en esta animada ciudad.

Te va a gustar: El misticismo que muchas veces está presente en sus entornos naturales y en sus pequeñas aldeas llenas de encanto. En Galicia, se dice “Brujas, haberlas, las hay” y existe una bebida tradicional que se toma tras algunas cenas acompañada de una especie de rito que seguro que te sorprenderá. Pregunta por la queimada para comprobarlo. Descubrir naturaleza y fauna a casi cada paso. Comer en Galicia y hacerlo con productos autóctonos como su marisco, sus quesos, sus vinos… También tienes que probar sus postres, en especial la tarta de Santiago. Un paseo por el Mercado de Abastos de Santiago de Compostela te descubrirá el ingente mosaico de sabores disponibles. La felicidad del momento más especial del Camino: alcanzar Santiago de Compostela y visitar su catedral. Sus plazas, su mercado, sus calles empedradas, sus bares de tapas… Santiago de Compostela es de esos destinos donde el tiempo vuela.