Su majestad el dinero

Según la Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro (ANGECO) aproximadamente un 60% de las empresas europeas sufren problemas de liquidez y en un 80% en el caso de las empresas españolas. La relevancia de esta estadística es motivo más que suficiente para escribir este artículo, como también aprovechamos para dar algunos consejos que puedan ser útiles en la gestión de la tesorería.

Todos los empresarios tienen como principal objetivo la rentabilidad de sus negocios, pero solo mirar este indicador no es garantía que ese negocio se mantenga en el tiempo. Es fundamental mirar la gestión de tesorería de la compañía.

De acuerdo con nuestra experiencia, la principal razón para que esto suceda viene de la confusión entre beneficios y caja. Las compañías dedican mucho tiempo en el análisis de ventas y de los márgenes, pero comparativamente poco tiempo a analizar cuándo efectivamente esas ventas se convierten en efectivo. 

Varias PYMES tanto Españolas como internacionales han sufrido de esto, ya que para entrar en contratos de gran importe y en clientes de referencia no prestan atención a como es la forma de pago, lo que lleva a fuertes tensiones de tesorería que pueden llevar a la compañía a incumplir sus obligaciones. Como ejemplo ilustrativo una empresa con apenas un cliente que le paga a 120 días tiene que tener los fondos necesarios para financiar sus actividades al menos en los próximos 4 meses, fecha en la cual cobrará la factura. La gestión de tesorería es uno de los principales retos de gestión en el corto plazo y dará soporte en la toma de decisiones que impactarán el largo plazo de la compañía.

Sugerimos los siguientes pasos para minimizar los impactos en la tesorería de las empresas:

1) Análisis de cómo paga cada uno de los clientes y como pagamos a cada uno de los proveedores.

2) Conciliación de pagos y cobros para que no exista un fuerte periodo de descubierto.

3)  Gestión de las existencias y calendario de entregas para no acumular un saldo excesivo.

4) Utilización de un volumen mínimo de tesorería relativamente confortable para que la compañía consiga enfrentar algún pago excepcional sin grandes sobresaltos.

5) Planificación de las necesidades de tesorería anuales de forma de identificar las mejores  formas de obtener recursos para financiar la actividad.

Gestionar la tesorería de forma eficiente es fundamental para el crecimiento y el desarrollo de las compañías. Las tensiones financieras tienen siempre un impacto bastante negativo en los equipos directivos tanto en la perdida de foco en sus decisiones estratégicas como también en la posible pérdida de sus principales trabajadores que podrá decidir ir para otros proyectos que les proporcionen más estabilidad profesional y financiera.

Gran parte de las tensiones financieras pueden ser evitadas a través de una correcta planificación. Utilice el ejercicio presupuestario para identificar sus necesidades de tesorería e intente siempre que sea posible gestionar la tesorería en un plazo de 3-6 meses de forma a anticiparse de cualquier imprevisto.

 

También podría gustarte Más del autor