Porque es hora de interesarse por blockchange y las criptomonedas

Hoy todos reconocemos que internet provocó una revolución tecnológica iniciando la era de la información. El desarrollo y crecimiento exponencial de las comunicaciones transformo el mundo de una manera que ni las mejores películas de ciencia ficción fueron capaces de vislumbrar. Blockchain y las criptomonedas están a punto de provocar otra revolución de magnitudes similares.

En el mundo de las criptomonedas estamos viviendo el inicio de la revolución de los medio de intercambio. Tras la salida del trueque y la entrada de las monedas, ya fueran de oro, plata o simple papel, estas han sido controladas por órganos centralizados. Gobiernos, bancos centrales, elites financieras, siguen controlando las monedas mediante sistemas centralizados y monopolísticos. Estos sistemas proporcionan el poder de confiscar, embargar y limitar el uso de las monedas. En muchos casos, este control no solo ha limitado la libertad de los ciudadanos, sino que  ha deteriorado su patrimonio con la emisión de nueva moneda y deuda, derivando en una mayor inflación, déficit y presión fiscal sobre la población. Las malas prácticas monetarias han empobrecimiento a muchos pueblos dejándoles económicamente indefensos ante un mayor control y dependencia de los estados y sus dirigentes.


Los pueblos que han sufrido las consecuencias de las malas políticas monetarias están comenzando a interesarse por nuevos medios de intercambio que protejan su propiedad de hiperinflaciones, embargos abusivos y  restricciones sobre su libertad financiera. 

Pero antes de seguir reflexionando sobre el futuro de la liberación de los medios de cambio pasemos a comentar cuales son las características de una criptomoneda:

Una criptomoneda opera bajo plataformas Blockchain que permite la verificación de transacciones bajo un sistema descentralizado mediante un sistema “contable” de bloques que  verifica la autenticidad de la operación por mineros1. El sistema Blockchain permite que no exista ningún regulador centralizado ni intermediaros en el proceso resultando en un sistema con costes bajos con absoluta confidencialidad y propiedad transferible vía claves personales. Esto último también permite la libertad de movimiento de la propiedad por todo el mundo. Estas características han suscitado múltiples críticas por su facilidad para blanqueo de capitales y operaciones ilegales.

La volatilidad de los mercados de criptomonedas también ha suscitado mucha controversia. Para entender la alta volatilidad, antes hay que entender para que sirve una criptomoneda y sus variantes.

Una criptomoneda es similar a tener acciones de una startup con la diferencia de que esta startup “cotiza” en un mercado2 contra otras criptomonedas o “acciones de otras startups” además de cotizar con monedas FIAT.

Por poner un ejemplo, las criptomonedas Cardano y Etherium son similares a tener acciones de esas compañías. Cardano y Etherium son compañías que se dedican a crear sistemas operativos para que otras compañías  puedan operar en el ecosistema blockchain. Es decir, tener criptomonedas de Cardano o Etherium sería el equivalente a tener acciones de Android o iOs solo que en el formato bloackchain es posible intercambiar acciones Android por acciones de iOs sin pasar por moneda FIAT, con un coste mucho menor que en el mercado bursátil, instantáneamente, desde cualquier parte del mundo, con absoluta privacidad y sin limitaciones por reguladores o terceros. 

“El caso de Bitcoin es particularmente diferente al resto de las criptomonedas. Pretende ser un sustituto del Oro o alternativa como reserva de valor. Bitcon, al igual que el Oro, es un recurso finito4 y presume de ser mejor, por ser divisible hasta 0,00000001 BTC (permitiendo micropagos),  se puede transportar fácilmente y enviar instantemente. Adicionalmente, Bitcoin se puede utilizar para obtener rendimientos prestándolo en mercados financieros y otros usos en tecnología blockchain que todavía está por determinar.”

Existen Stablecoins que tratan de ofrecer estabilidad vinculándose a una moneda FIAT o el precio de un commodity. Thether (USDT) es una de las Stablecoins vinculadas al US Dólar.

1 Los mineros son individuos o empresas por el mundo con potentes equipos informáticos. Los mineros más rápidos que verifican la transacción cobran sus fees en la criptomoneda nueva emitida (en el caso de Bitcoin) o en un pequeño porcentaje en concepto de fees de la moneda transaccionada u otra.

2 Las criptomonedas se pueden comprar en plataformas de brokers y depositarios como Binance o Coinbase.

3 El Bitcoin se mina, o digamos que se amplía capital o masa monetaria, en la medida que se realizan transacciones, estas son verificadas por los mineros remunerando su trabajo en nuevos bitcoins. Cuando no haya más bitcoins, los mineros cobraran en fees directamente de las transcacciones.

4 Bitcoin es una moneda que tiene la particularidad de tener un límite en 21M. Hoy hay en circulación 18M Bitcoins. Se calcula que para el año 2.144 se finalice el minado3 de Bitcoin. 

Parte de la alta volatilidad que existe en este mercado, viene de la naturaleza de la dificultad para valorar startups en fases tan iniciales. La gran mayoría de los proyectos en blockchain levantan capital mediante ICO (Initial Coin Offering) en el mercado cripto a pesar de no ser sostenibles  y  estar en fases experimentales. Noticias, rumores o hitos menores  pueden cambiar la valoración enormemente. La volatilidad también viene de los inversores especuladores. Al ser un mercado no regulado ni centralizado, el mercado no tiene límite en cuanto a las fluctuaciones de precios. Adicionalmente, las criptomonedas admiten transacciones tan pequeñas como 0,00000001 de una moneda permitiendo micro transacciones y pagos. Cualquier persona en el mundo puede  transferir o invertir 15€ desde su móvil para obtener una parte de una criptomoneda y tener acceso a un mercado mundial de startups liquido o podría enviar una micro remesa en segundos sin prácticamente costes a su familia. Este ejemplo implica el comienzo de la liberalización de los medios de pago y la democratización de la inversión. Tener acceso al mercado cripto sin barreras de entrada, sin intermediarios, sin reguladores, sin tickets mínimos, también ha atraído a pequeños especuladores de todas partes del mundo contribuyendo a una mayor volatilidad.

La volatilidad y la falta de regulación en el mundo de las criptomonedas nos recuerdan mucho al Far West. Todavía existen dudas sobre la seguridad de ciertos procesos y herramientas que tienen que solventarse. El mundo cripto también nos recuerda a la burbuja de las punto.com de los años 90. Es muy posible, que dado el actual exceso de capital en los mercados, la accesibilidad y la facilidad para invertir y la volatilidad en la valoración de las criptomonedas en una fase tan inicial, ya haya creado una burbuja especulativa sobrevalorando muchos proyectos similarmente a lo que ocurrió con la burbuja de las punto.com. Debemos considerar que la gran mayoría de los proyectos en blockchain  y las criptomonedas todavía no han demostrado su sostenibilidad. 

Por lo tanto, ¿cuántos proyectos blockchain serán sostenibles?, ¿cuáles será los nuevos Google y Amazon?

De cualquier manera, no hay duda que la tecnología blockchain está para quedarse. Un sistema descentralizado, con absoluta trazabilidad, confidencialidad, con transacciones instantáneas de particular a particular, sin intermediarios, a un coste muy competitivo. Blockchange y las cryptomonedas han iniciado la revolución de los medios de intercambio y la democratización de la inversión. Será interesante ver en los próximos años como la tecnología blockchain y las criptomonedas revolucionan el mundo.